fbpx

28 mayo,2024

Balance entre trabajo y vida personal: ¿cómo lograrlo siendo empresaria?

by Camila Cruz

Compartir en redes

28 mayo,2024 - Desarrollo Personal, Empoderamiento

Balance entre trabajo y vida personal: ¿cómo lograrlo siendo empresaria?

Como emprendedora, siempre he estado acostumbrada a no tener horarios de trabajo fijos. Sin duda, ser dueña de nuestra agenda es uno de los grandes beneficios de este estilo de vida. Lamentablemente, muchas veces he escuchado a mis clientas de coaching sentirse culpables y egoístas por querer trabajar un domingo o tomarse una mañana.

Así que para empezar quisiera recordarte que ser dueña de tu negocio te permite, en gran medida, liberarte de tener un horario definido por factores externos. Tú puedes elegir los tiempos y horas que funcionen mejor para ti y tus seres queridos.

¡No te sientas loca por querer avanzar en tu proyecto estrella un fin de semana!

No dejes de quedarte en casa un lunes si así lo quieres. Tú sabes qué es lo mejor para ti y tu negocio. Lo importante es que conozcas cada vez más tus momentos de alto y bajo desempeño, y que seas constante y dedicada.

Aquí te comparto lo que a mí me ha funcionado para lograr balance y armonía. Lee, define lo que te hace sentido y empieza a implementar uno o dos puntos (para empezar):

  1. Define tus victorias

¿Qué quieres lograr en tu carrera? ¿En qué metas personales te gustaría alcanzar? Establecer victorias y objetivos te ayudará a priorizar tus actividades diarias y a enfocarte en lo que realmente importa. Pueden ser metas a corto o largo plazo, lo importante es que tengas un norte claro.

  1. Establece límites saludables

Aprende a decir no a las demandas externas que no están alineadas con quién quieres ser y lo que quieres lograr. Esto puede implicar delegar tareas, establecer horarios específicos para estar disponible para la familia o incluso incomodarte y poner fin a las actividades y relaciones que no te aportan valor.

  1. Practica el autocuidado

Ya sabes que no puedes cuidar de los demás si no te cuidas a ti misma primero. Dedica tiempo a las rutinas y rituales que te recargan y te revitalizan. Una vez más, aquí lo importante es que funcione para ti. Tal vez es hacer ejercicio, tal vez practicar la meditación o tomar una clase de algo que te apasione.

En este sentido, no te olvides de socializar. Pasar tiempo con tus amistades, ser parte de un grupo de pares, reírte con los tuyos y desconectarte para conectar puede ser el panorama ideal para recargar energías y soltar por un momento la excesiva carga mental.

  1. Flexibilidad y adaptabilidad

Si bien es crucial tener un plan de acción, también es importante ser flexible y estar dispuesta a adaptarte a los cambios que surjan en el camino. La vida está llena de imprevistos, y aprender a fluir con ellos te ayudará a mantener el balance y la energía en medio de la incertidumbre.

Por último, te invito a ver que no se trata de lograr la perfección, sino de progresar honrando lo que funciona mejor para ti en este momento de tu vida. Recuerda que el crecimiento es un viaje continuo, y está en tus manos tomar las decisiones que te acerquen cada día más a la vida plena y satisfactoria que mereces. ¡La práctica hace a la maestra!

Tita Ramírez

Coach de resultados y terapista 

Compartir en redes

Newsletter